Ejemplo de reportaje artístico


La balasa de la Medusa

Jean-Louis André Théodore Géricault
(1791-1824)

Óleo sobre lienzo 4,90 x 7,15 m.

Museé du Louvre, París


Para realizar este cuadro el artista abordó la  actualidad  inmediata de un acontecimiento que había conmocionado  al público. Cuenta la historia del Medusa, un navío enviado por el gobierno francés a Senegal. Este barco naufragó en julio de 1816. Después de abandonar el barco, los ciento cuarenta y nueve pasajeros se apiñaron en una balsa remolcada por los botes de los oficiales. El cable se rompió y la balsa quedó a la deriva.
Sólo cincuenta pasajeros pudo rescatar el bergantín Argus, tras haber padecido el tormento de la sed,el hambre e incluso el canibalismo bajo el sol ecuatoriano. El incidente obsesionó al artista. Consciente, como casi toda la sociedad de su época, de que el naufragio fue producto de una suma de errores cometidos por las autoridades, colabora en las protestas políticas y se decide a pintar un cuadro-denuncia.
La incompetencia del capitán produjo un escándalo político, pues éste debía el nombramiento a su apoyo a la monarquía. Géricault utilizó métodos periodísticos,entrevistó a los sobrevivientes, leyó los hechos en los periódicos, pintó los cuerpos de criminales guillotinados en un intento por lograr mayor veracidad.Encargó al mismo constructor del barco una maqueta igual que la balsa utilizada y visitó los hospitales para dibujar los gestos de los moribundos. Su investigación particular no tenía precedentes
hasta entonces. El resultado final, obtenido después de muchísimos bosquejos y composiciones preliminares fue un cuadro lleno de información visual, es una pintura llena de datos, aparece el drama, los marineros negros, un hombre abrazando a su hijo. Esta pintura junto con las manifestaciones contribuyó a presionar para cambiar las leyes francesas.Géricault eligió el momento en que el bergantín se ve por primera vez en el horizonte. La composición surge de una oleada de figuras agonizantes en forma piramidal, que se elevan por encima del mar amenazador y culmina con dos hombres que agitan sus ropas. Así plasma el momento de máxima tensión: los superviventos ven en la lejania un barco y agitan frenéticamente sus vestidos mientras el mar embravecido los oculta a la vista de aquel. El cuadro nos relata el acontecimiento con detalle y dramatismo



Previous
Next Post »