Esperable y habitual

Cada vez que se desata una guerra en la que está implicado EEUU,las calderas de las secciones de infografías se recalientan.


Es normal, en tanto esperable y habitual, que abunden los gráficos acerca del superpoderío armamentista de EEUU.


De ellos se destaca:


1) El asombro ante el avance tecnológico, en los gráficos abundan los detalles acerca del funcionamiento y las
ventajas operativas de cada una de las armas desarrolladas por la ingeniería estadounidense.


2) La enorme similitud de todas las apuestas gráficas, ya sea que éstos provengan de diarios de primer nivel, de agencias o de medios situados en la perisferia.



Gráfico de la agencia Reuters


Gráfico de Los Ángeles Time (EEUU)



Gráfico de El Observador (Uruguay)


Éstos gráficos están planteados en página en una perspectiva similar a la de cualquier folleto de un televisor, funcionamiento del control remoto, o modelo para armar de un juguete. Se dibuja vectorialmente el objeto, en el se numeran o señalan las características del mismo, se destaca el poder de fuego o funcionamiento.



El resultado son gráficos coherentes, que cumplen con las espectativas del lector ortodoxo, el cual queda satisfecho con la aparente comprensión el funcionamiento de éstos prodigios de la ingeniería militar a la vez que siente una mayor seguridad o miedo según su lugar en la geopolítica mundial.


Según las texturas y detalles en el dibujo los gráficos serán
más potentes o no, pero informativamente no tendrán gran diferencia.


Conclusiones


1) Al dejar afuera las consecuencias destructivas de estas armas, número de muertos, heridos, infraestructuras destruídas, estos prodigios aparecen como increíbles instrumentos y no como herramientas destinadas a la destrucción y el dominio. Sin negar el aporte del desarrollo tecnológico, podemos sostener que si al serrucho lo utilizamos para podar la rama en la que estamos sentados, este no dejará de ser una herramienta increíblemente útil, pero nos caeremos al suelo.


2) Parece que todos los diarios publicáramos la misma infografía, que provocamos un diálogo selvático dónde cacatúas y loros suenan unos sobre otros pero provocando el mismo sonido.


Los gráficos de Reuters, para la guerra en Kosovo, contra Afganistán y contra Irak, son muy similares, incluso un gran número se repite. Ya sea por la falta de tiempo o por pobres aspiraciones apostamos a la forma más cómoda de contentar al lector, tomamos como referencia la misma fuente, no buscamos más allá de las agencias o nos limitamos a combinar la información editada de unas y otras. Nos transformamos en sucesivos ecos en vez de profesionales con voz propia.
Previous
Next Post »