Disparo compulsivo


La revista GQ, men style, ha montado,en EEUU, una muestra de fotografías sacadas por los soldados estadounidenses desplegados en el frente de batalla.
Los ejércitos siempre han llevado fotógrafos que documenten la heroica gesta de las tropas pero, con el desarrollo tecnológico y el abaratamiento de las cámaras, los soldados nos muestran el lado ?familiar?, ?turístico? de la guerra. Parecen fotos sacadas en cuaquier campamento de muchachotes, en el que algunos juegan de a ratos a los artistas. Se puede decir que gracias a éstas fotos, se evidenciaron las torturas en Irak, pero las mismas no fueron tomadas como denuncia sino como recuerdos de la tortura y la degradación, como trofeos de guerra. Resulta dramáticamente cómico ver a los soldados, disparando con la misma compulsión las cámaras digitales que las metralletas o fusiles. El objetivo está ahí, dispárale.


  • Para ver las fotos
  • Previous
    Next Post »