Hacer la vista gorda


Según EFE el pintor colombiano Fernando Botero expondrá durante junio, en Roma, 48 pinturas de gran formato donde nos muestra su visión acerca de las torturas en Irak, en la cual el artista expresa su indignación.
Este sentimiento del pintor no es nuevo, he visto reproducciones de sus cuadros sobre otras matanzas y abusos.
Su visión se parece mucho a las fotos de los marines, pero con los personajes inflados. ¿Basta con tomar las fotos y dibujarlas a tu manera (falta masa crítica para llamarlo estilo)?
Nos pararemos ante el cuadro y diremos ¡Qué horrible! ¿La tortura o la ñoñez del cuadro?
Exagero nuesto héroe no pinta mal, incluso es evidente una gran calidad para el dibujo, pero como todo producto que funciona se produce hasta que se agota, como el Fusca, la Ford T, el pantalón vaquero. Botero seguirá dibujando el logo de Michelin hasta la muerte.
Aparece entre su obra en su taller de París, tiene aspecto de disfrutar el vino, de convidar buenas cenas. Me gustaría que en la foto apareciera entre ollas, cacerolas y cucharones; al fin es lo mismo: su pincel y la buena comida agrandan las cinturas.
Previous
Next Post »