RSS o una sopa fría de letras

Untitled-1.jpg
Bajo la firma de Walter S. Mossberg aparece una nota elogiando los sistemas de sindicación en la edición del wsjonline del 4 de mayo de 2005. El autor cuenta que los sitios de noticias en internet emplean el sistema RSS (cuyas siglas en inglés traducen Sindicación Realmente Sencilla). Los usuarios del sistema pueden inscribirse para recibir estos llamados canales RSS , examinar rápidamente los titulares y sumarios y hacer clic en un enlace para leer el artículo entero, si así lo desean. Los news readers o news aggregators (lectores de noticias o aglomeradores de noticias en español) llegan a examinar cientos de estos canales todos los días.

Nos encontramos ante un lector compulsivo, donde pesan más los valores de instantaneidad, simultaneidad, conectividad; un lector que concibe el conocimiento como la suma de información, de datos desordenados u ordenados cercana a la saturación nos aleja del lector ordenado, que jerarquiza o busca la información ya contextualizada. Lector propietario de sus ideas y lector en privacidad que guarda para sí los conceptos, que sea da un tiempo para digerirlos.

El conocimiento no es la suma de información fragmentada, no es acceder a lo último. Conocer la noticia o el tema, es jerarquizarlo, contextualizarlo y problematizarlo (ponerlo en duda).
Esta es la razón principal por la que no me seducen y hasta me molestan los RSS tan de moda.

Prefiero la información diseñada donde aprovechar la mirada, donde la distribución y presentación juegan un papel auxiliador en la relación lector-conocimiento.

Los sistemas RSS o Atom parecen una vuelta a la linealidad contra la cual la escritura ha luchado desde su origen, superando primero la escritura contínua, pasando a la capitulación, los diseño de enciclopedias con márgenes para apuntes, las ilustraciones, la fotografía de cámara ligera, los diagramas, todas herramientas que han liberado nuestra memoria.

Los sistemas RSS o Atom me resultan una inmensa lluvia protosemántica de la cual no tengo capacidad de beber casi nada.

En terremoto hay una argumentación muy sólida desde el punto de vista de la teoría comunicativa.

Fuentes:Morin Edgard, Introducción al pensamiento complejo, Gedisa, 1997


María Ledesma, El diseño gráfico, una voz pública, Argonauta,2003

Previous
Next Post »