bello

Bello, belleza, fotografía, conceptoINDONESIA BIRD FLU

El pollo infestado con gripe aviar intenta escapar de la hoguera. La fotógrafa Suzanne Plunkett le ha robado ese instante de tránsito hacia la destrucción para AP.

Si concibiera la esencia del infierno se parecería a esto. Toda la foto lastima, irrita y nos acusa hasta que aparece lo bello y trae consigo el carácter fundamental que le atribuyera Kant, el desinterés.

Lo bello se nos impone, nos cautiva y mientras la imagen es bella, no hay gallo sufriente, ni fuego abrasador, vemos la belleza y su ausencia de conceptos.

Privilegio este sólo para los mirones, ya que no imagino a los cuerpos calientes del que prende el fuego y el de la fotógrafa capaces de vivir esta belleza. No podemos carnalizar la belleza, aparecen los conceptos, los sentimientos, aparece la información (historias de apestados, incineraciones,inquisiciones y matanzas), y huye lo bello. La pieza titubea entre cruel y bella, por momentos es una y por momentos otra, nunca las dos cualidades al mismo tiempo.

Gabriel García (editor de El Observador) editó la foto por buena (implícito está lo estético) y por impactante. Bien por quienes ganan espacios para las imágenes bellas, así los mirones podemos, además de conmovernos, vivir el deleite egoista de la belleza.

Belleza: propiedad de las cosas que hace amarlas, infundiendo en nosotros deleite espiritual.

Cautivar: Aprisionar al enemigo en la guerra, privándole de libertad.

Previous
Next Post »