Tiempo al TIEMPO

Diarios-lecturas-tiempo
saturno goya
Saturno (Kronos)comiéndose a sus hijos de Francisco Goya
El dios griego Kronos (tiempo) devoraba a sus descendientes apenas nacían. Urano y Gea le habían predicho que algún día sería vencido por uno de sus hijos. Kronos no quería perder su dignidad de rey entre los dioses.

Los diseñadores en fuga del tiempo devorador construyeron demandas que hoy no parecen tan certeras:


1.La gente no podía perder tiempo para leer el diario. Se concibe el acto de informarse como pérdida de tiempo.


2.Se apostó por diseñar diarios y revistas para ser leídos durante los 20 minutos que insume desayunar o trasladarse del hogar al trabajo. Un informativo televisivo, cuya función es más mostrar que informar, nos demanda más tiempo.


3.Las soluciones: la información fragmentada, los encastres, las cifras, las citas fuera de contexto y todas las demás piezas que funcionaran como puertas de entrada a la página, a la información. Muchas veces estas piezas funcionaron como clips: imágenes parciales de lectura perceptual por las cuales el lector navegaba sobre la publicación. El lector optaba por la sintaxis aleatoria y despreocupada del zapping.


El lector compraba la sensación de estar informado, pero no la información. Diseñadores y periodistas debemos llevar información plena de contenidos al lector y no fragmentos de ella. Esto implica, no sólo no robarle tiempo, sino acompañarlo en su tiempo presente, oportuno y explicador rescatándolo de la vorágine diaria. A este tiempo existencial los griegos nominaban Kairós, apostemos a él para enfrentar al cruel Kronos.
Previous
Next Post »