eme

marca-institución-comuna-discurso trillado
logom

"El programa visual parte de la base de la asunción de la comunicación como herramienta de transformación social, pero no debería menospreciar la certeza de que las barreras concretas no pueden ser derribadas por una integración virtual." Clarísima acotación de Liv Schou en nota acerca de la nueva imagen de la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) publicada en la diaria del 23 de mayo de 2006.

Según Gonzalo Eyherabide, director e Prensa, Comunicación y Relaciones Públicas de la IMM: el objetivo de esta nueva marca gráfica (no confundir marca con marca gráfica) es ?hacer más eficiente, clara y ordenada la comunicación con los ciudadanos? hasta aquí un papel coherente que es apoyado con la constitución de un taller que desde la IMM se encarga de desarrollar toda la campaña de comunicación.

El ruido aparece cuando desde una batería de comentarios Eyhrabide atribuye cualidades casi mágicas a la gráfica, la anima y la presenta como un operador decisivo para la integración de todos los montevideanos.

Dice en El Observador del sábado 20 de mayo de 2006 "generar mayor inclusión es el objetivo del nuevo perfil institucional, lo que queda claro en la frase Montevideo de todos"

"Que la nueva marca sea fácil de dibujar también la vuelve más inclusiva."

"Las grandes políticas de esta gestión van a quedar asimiladas a la nueva imagen"

"Otro mensaje está en el techo de la M, que no es solo lo que parece. También es un vector que apunta hacia arriba, lo que indica crecimiento, la dirección a seguir. Además puede ser visto como el cerro de Montevideo"

"El hecho de que el cuadrado que contiene la M no esté enmarcado con una línea negra, por ejemplo, da sensación de que la comuna no está separada de los ciudadanos y genera sensación de apertura. Por otra parte, que sus bordes sean curvos y no rectos sugiere flexibilidad en lugar de rigidez."

"Guía pero no limita; sugiere pero no fuerza; traza un camino y un marco pero no excluye."

Color naranja:   es el color de los mamelucos, y los camiones de los basureros "es una marca en overol que intenta mostrar que estamos construyendo, prosperando" "Cambiar la forma de ver Montevideo."

La propia convicción de Eyheravide de la univocidad de la marca es excluyente, piensa que todos nos pararemos igual que él ante la M con vector. El sentido de la marca no lo construye el diseñador gráfico ni los signos diseñados; se construye en el diálogo entre la entidad y sus públicos. Eyheravide desconoce el diálogo y oficia de vocero de un objeto quien nos piensa y no que no quiere que lo pensemos a él. Considera que somos espectadores ante la parodia difícil y propone "generar ciudadanía" desde el mero espectáculo.
El diseño se nos presenta como prestidigitador de un deseo, la inclusión. Un signo concebido como fetiche de operación política.

Cosa buena leer: Contra la univocidad de las marcas ,de Carlos Carpintero en Foro Alfa

Previous
Next Post »