No me gusta Fukuda, es malo











No me gusta Shigeo Fukuda, no me gustan las ocurrencias.



“Mezcla de diseñador e ilusionista”, lo despidieron quienes lo admiran. No me gustan los ilusionistas.


“Encontró el punto medio entre el diseño y el arte“ lo define otro, como si esto hubiera saldado alguna vieja disputa. Bueno su trazo tiene eso de componedor, de lograr acuerdos, de agradar a casi todos y parecer trascendente. La ilusión tiene eso, la conocemos antes de verla, la esperábamos desatentos.



Arrendatario de un estilo inconfundible, un estilo complaciente, tranquilo, en armonía. Podemos colgarlo en cualquier sala, en cualquier local de shopping que venda cualquier cosa y por supuesto no debería faltar en la sala que recibimos a los clientes en los talleres de diseño. Sus piezas no molestan.



Creo que uno Fukuda es gracioso, dos Fukudas reconocibles, tres Fukudas un bostezo. He puesto tres imágenes porque ya es hora de ir a dormir.



  






Previous
Next Post »