Picasso asusta a Cassandre



Cassandre contaba escandalizado que, estando en casa de Picasso, éste pidió a Sabartés que fuera a comprar pintura Ripolín, una tradciional pintura para paredes. Por cuiosar, Cassandre le preguntó si iba a pintar las paredes del taller. Nada de eso, era para unos cuadros de gran formato en los que esta trabajando. Cassandre le comentó: Pero Pablo, eso no va a durar más de cinco años sobre la tele. A lo que Picasso contestó, divertido: ¡Tanto mejor, tanto mejor!
Anécdota contada por Juan Andralis en entrevista de María Teresa Bruno para el número 1 de la revista Tipográfica (julio de 1987)
Previous
Next Post »