Un poema de Salvador Puig

Muerte Dribleada
(a Eduardo Darnauchans)

Toda la muerte cerca a un
niño, que le hace una finta,
se le escapa, la descoloca.
No suelta la pelota.

No me compliques la vida,
dice la muerte.
Y el niño se le ríe en la cara.

Robé el poema de http://salvadorpuig.blogspot.com/
0